2 jun. 2012

Velocidad de obturación

Que es la velocidad de obturación, pues muy fácil se trata del tiempo de exposición de la fotografía, que es el tiempo que está abierto el obturador de una cámara fotográfica. O lo que es lo mismo, las “cortinillas” que tapan el sensor (antiguamente la película) y que se expresa en segundos y fracciones de segundo. 
Los tiempos de exposición de una cámara pueden ajustarse en valores pequeños. El salto de cada valor, al siguiente se denomina un paso. Y estos valores suelen oscilar entre los 30 segundos y 1/8000 de segundo en las mejores cámaras; y para exposiciones más largas suele existir la opción B (o modo Bulb) en la que el obturador se mantiene abierto durante el tiempo que mantengamos el dedo sobre el pulsador de nuestra cámara. 
Básicamente podemos hablar de velocidades rápidas o lentas, dependiendo de la situación en la que estemos o de que tipo de resultado busquemos.
  • Velocidades rápidas: son las superiores a 1/60 segundos, donde el obturador permanece abierto muy poco tiempo, por lo que deja pasar menos luz hacia el sensor. Y con estas velocidades se consigue congelar el movimiento, con lo que nos aseguraremos que nuestra foto no nos quede movida o trepidada... 
  • Velocidad lentas: son las inferiores a 1/60 segundos y el obturador permanece abierto más tiempo, dejando pasar más luz. Con estas velocidades se consiguen imágenes movidas, desplazadas y con mayor sensación de desplazamiento. En estas velocidades, cuando se baja de 1/60 es muy recomendable usar un trípode para evitar que se mueva la cámara por el pulso.
Sin querer entrar en mas tecnicismos y para que quede clara la función del obturador, dejar claro primero, que el obturador es la cortinilla que se abre cuando accionamos el disparador y deja pasar la luz, la “imagen”, al sensor. La velocidad con la que se abra y se cierre, nos influirá en la cantidad de luz que dejemos entrar y la nitidez de la imagen, así como la congelación del movimiento o por lo contrario enfatizar el efecto de movimiento.
Para compensar la perdida de luminosidad, a causa de una velocidad alta de obturación, deberemos dejar pasar mas luz a través del diafragma del objetivo.

Una velocidad lenta de 2´5 segundos, nos deja impresa una gran sensación de movimiento.


El movimiento, de esta chica paseando, fue congelado con una velocidad de 1/500 de segundo.