18 nov. 2017

“Sólo un manojo de espinacas”

Un manojo de espinacas, con una iluminación muy controlada para crear una atmósfera de cierto dramatismo, es lo que he usado esta vez. Centrar el punto de atención del espectador a la hortaliza, sin mas elementos y con un único foco de luz que cree volúmenes marcados. Un ejercicio simple y efectista visualmente, pero que no deja de darnos un resultado bello de algo muy simple…



11 nov. 2017

Disparar directamente en JPG…

Con mi primera réflex digital en el 2007, llego el formato “RAW” a mi vida… y con él, el tedioso revelado de estos archivos. 
Disparar en RAW se que tiene muchas ventajas, pues este formato de imagen es en resumidas cuentas, un archivo digital que contiene la totalidad de los datos de la imagen, tal y como ha sido captada por el sensor digital de la cámara, y lleva aplicada compresión de datos sin pérdida de información. Si nuestro propósito es editar la foto en Photoshop o en Lightroom, es la mejor manera de disparar, ya que con él podemos sacarle mas partido a la toma original o corregir mas fácilmente una mala exposición, ruido cromático, u otros valores.
Como veis ya han sido muchos años revelando los RAW, pasando este tipo de archivos a JPG, que en definitiva es el que luego utilizamos, una tediosa tarea que as de hacer cada vez que regresas de viaje con tus tarjetas de memoria repletas de fotografías… Esta fue una razón mas por la que me pase al sistema “X” de Fujifilm, porque sus JPG’s son 100% utilizables tal y como salen de la cámara, mantienen su calidad de forma considerable sin verme en la necesidad de hacerles mucho más, si mi configuración de la cámara ya es la apropiada.
Siempre he alabado las ventajas de trabajar en RAW, pero como bien dice mi querido amigo Juan Pérez, si estas exponiendo bien y tus ajustes en la cámara son correctos, porque no disparar directamente en JPG…

4 nov. 2017

El Ajo negro...

Tras unas semanas en las cuales no he podido atender esta web, ni mis redes sociales, a causa de continuas incidencias técnicas en mi conexión “ADSL”, retomo mi pauta semanal.
En esta ocasión os traigo un ajo negro, una variedad que yo no conocía. Esta variedad se obtiene del ajo fresco morado, transformándose mediante un proceso de fermentación natural en otro producto muy diferente, que como resultado se obtiene un delicioso ajo negro que puede utilizarse como un saludable snack para su consumo directo o como un condimento, al igual que el ajo convencional.
Para esta sesión de fotos he utilizado mi ya inseparable Fujifilm X-Pro2, con el Fujinon XF Zoom 18-55 mm f/2,8-4, una polivalente combinación que me funciona a la perfección para muchos proyectos. He utilizando una caja de luz lateral, como única fuente de iluminación, he intentado mantener al máximo el detalle de las texturas.
No suelo manipular el color en la pos-producción y aunque en muchas ocasiones calibro el balance de blancos, en esta ocasión lo he dejado en manos de la cámara. Pues la respuesta del sistema automático de balance de blancos de la Fujifilm X-Pro2 es excelente, ofreciendo una respuesta mas natural y la máxima fiabilidad cromática. Incluso en situaciones de una iluminación mixta funciona bien, mas aun usando una sola fuente de iluminación , como suelo hacer yo para este tipo de proyectos.




30 sept. 2017

El mercado de La Boquería

Siempre es gratificante darse un paseo por un mercado, los de toda la vida, donde nuestras madres y abuelas compraban sus arreglos para hacer de comer... Y en este nuestro país, tenemos mercados de reconocimiento mundial, como el de La Boquería de Barcelona. A parte de poder comprar productos frescos del día y de buena calidad, es un ejercicio saludable y que nos ayuda a interactuar con la gente del barrio y amigos, no son pocas las charlas e intercambios de recetas que se hacen a pie de puesto.
Fotográficamente los encuentro apasionantes, con un sin fin de motivos y colores irresistibles para nuestra cámara.
Una de las grandes ventajas, a mi modo de ver, que tiene ir a un mercado, es que nos permite seleccionar o elegir el producto que nos interesa, ya sean legumbres, fruta, carnes o pescado. Pudiéndole pedir al vendedor la pieza o piezas que mas nos entran por la vista.
Quizás, sea porque de niño iva mucho al mercado con mi madre, o sabe dios porque, para mi siempre an sido un lugar mágico, por su diversidad, gentes y estética… cuya visita la veo tan recomendable como podría ser un museo o majestuosa catedral.