30 sept. 2017

El mercado de La Boquería

Siempre es gratificante darse un paseo por un mercado, los de toda la vida, donde nuestras madres y abuelas compraban sus arreglos para hacer de comer... Y en este nuestro país, tenemos mercados de reconocimiento mundial, como el de La Boquería de Barcelona. A parte de poder comprar productos frescos del día y de buena calidad, es un ejercicio saludable y que nos ayuda a interactuar con la gente del barrio y amigos, no son pocas las charlas e intercambios de recetas que se hacen a pie de puesto.
Fotográficamente los encuentro apasionantes, con un sin fin de motivos y colores irresistibles para nuestra cámara.
Una de las grandes ventajas, a mi modo de ver, que tiene ir a un mercado, es que nos permite seleccionar o elegir el producto que nos interesa, ya sean legumbres, fruta, carnes o pescado. Pudiéndole pedir al vendedor la pieza o piezas que mas nos entran por la vista.
Quizás, sea porque de niño iva mucho al mercado con mi madre, o sabe dios porque, para mi siempre an sido un lugar mágico, por su diversidad, gentes y estética… cuya visita la veo tan recomendable como podría ser un museo o majestuosa catedral.















23 sept. 2017

Los rincones de mi Barcelona (2ª parte)

Me veo en la necesidad de hacer una segunda parte del post “Los rincones de mi Barcelona” de la semana pasada, ya no porque tenga muchas fotografías de la ciudad condal, que las tengo… si no porque quiero contaros que esas calles, callejuelas, edificios modernistas, Ramblas, gente variopinto y multicultural, son los culpables de mi pasión por la fotografía, se convirtiera en un modo de vida. En Barcelona empezó todo, hace diez años, con mi primera réflex digital, una Canon EOS 400D y un par de objetivos modestos que cubrían todas las focales que en aquel momento necesitaba. Tras esta cámara, llego al cabo del tiempo una EOS 40D y dos lentes de la serie “L” de Canon, luego llego la EOS 50D junto a la cual, llegaron mas objetivos de la serie “L” y a medida que esto de la fotografía me fue calando en el alma, llego una EOS 5D con su sensor de formato completo y al tiempo la EOS 7D. Un matrimonio en todo regla con el fabricante japonés Canon, que perduro hasta hace muy poco.
Las calles de la ciudad condal eran el entorno perfecto para mis principios en la fotografía, todo un banco de pruebas donde experimentar con mi cámara, todo aquello que leía en foros y en revistas especializadas, ya que yo fui un autodidacta en esto de capturar momentos a la vida. Y donde mejor que en Barcelona, donde con mi cámara en mano, pasaba por un extranjero mas sin que nadie se percatara de mi presencia, es el entorno ideal para comenzar a poner en practica todos tus conocimientos sobre velocidades de obturación, aberturas de diafragma, a una velocidad considerable, lo que hace que al final ya actúes mecánicamente ante cada situación, que estos ajustes formen parte inconsciente de tu consciente. Tras Barcelona, llegaron otras maravillosas ciudades, como Valencia, Granada, Sevilla, Jaén y la bellísima Córdoba y sus espectacular judería, que no me canso de recorrer.   
La fotografía callejera, la llevo por tanto, en la sangre, es parte de mi ADN, es una relación forjada con el tiempo y en la que me siento cómodo, puede que paseando tras mi cámara, por esas grandes ciudades consiga vencer mi timidez y ser yo mismo…







9 sept. 2017

Los rincones de mi Barcelona

Desde muy niño me ha gustado pasear por las Ramblas de Barcelona, callejear por el Barrio Gótico (Barri Gòtic), perderme por el mercado de la Boquería. Recuerdo, que siempre me ha sorprendido la pluralidad, la diversidad y la sensación de libertad que transmite mi Barcelona. Cada vez que puedo, me apasiona perderme por esas callejuelas de la ciudad vieja de Barcelona (Ciutat vella), maravillarme de los contrastes de luces y sombras que atraviesan callejones, recodos y pasajes, que crean bellísimas imágenes que mi retina intenta atrapar.
Y entrar en la Boquería es todo un reto fotográfico, ya que es muy complicado no ir creando composiciones mientras recorres sus puestos. Pero hoy os traigo un regalo improvisado que me encontré en un lateral de este mercado, un improvisado modelo perruno que poso con mucho estilo para mi cámara. Una ocasión caída del cielo para un fotógrafo callejero, porque aunque me enamore el retrato, la fotografía de producto me guste, he de reconocer que en “vena” lleno la fotografía callejera, porque con ella comencé mis primeros pasos con la fotografía y en esencia es la mas pura disciplina en la cual fotógrafo y cámara se retan a cazar instantes, en perfecto binomio. Hoy me apetece dejaos estas imágenes de mi ultima excursión por Barcelona, para que veáis que rincones te puedes encontrar por la ciudad condal.
Estoy deseando volver a pasear por mis queridas Ramblas, volver a perderme entre la gente con mi cámara cazando instantáneas y lo haré sin miedo (no tinc por), porque no me van a amedrentar con el discurso de la violencia. Continuaré recorriendo esas calles de Barcelona, Córdoba, Sevilla, Valencia, así como las de otras muchas ciudades, llevando como compañera mi cámara y la misma ilusión que nadie me podrá robar.









1 sept. 2017

Sorteo Neceser



Regreso de las vacaciones con muchas ideas y muchas ganas de hacer fotos.
Para empezar la nueva temporada sorteo este Neceser, para la vuelta de las vacaciones. Si quieres llevártelo totalmente gratis, solo debes seguir estos tres pasos;

Darle a me gusta, y dejar un comentario en esta promoción, que encontraras en mi pagina de Facebook
   
Ser seguidor de la pagina Facebook.

Compartirlo en tu muro.

Tienes de plazo entre el día 1 al 30 de septiembre, para participar en esta promoción.

El sorteo no incluye el celular que aparece en las imágenes