16 oct. 2011

Las Rosas...


Una simple rosa, en un espigado y largo florero de cristal, me llamo la atención en el comedor del restaurante del hotel Antiga, situado en el pueblo de Calafell. Si no recuerdo mal, como iluminación un ojo de buey sobre ella y mi reto sacar una toma de ella desde arriba, con mi Canon G9. Cómo es natural, no podía subirme a una silla, así que a mano alzada e intentando mantener el puso ya que la altura de la rosa con su recipiente era considerable realice esta foto imaginando el resultado. Ya que, la mayoría de las fotos nacen en la imaginación.