27 oct. 2012

Aitor


Hoy os presento a esta preciosidad de niño, Aitor, un terremoto incansable y adorable, hijo de unos vecinos. Para poder hacerle estas fotos, utilizamos una localización muy simple, como fue la cama de casa y con la ayuda de Montse que procuraba tenerlo distraído y que no se nos moviera mucho y mucha paciencia, conseguimos estas imágenes, que espero os gusten.
No utilice flash y me serví sólo de luz natural, que entraba por una ventana, para recoger la calidez del entorno.