11 feb. 2012

Mi opinión sobre la Fuji X10...

Sobre la Fujifilm X10 ya se han vertido ríos de tinta a estas alturas, pero ahora que dispongo de una y tras haber estado testándola durante tres meses, os quería dar mi opinión sobre esta cámara, que se sitúa en el segmento de compactas profesionales, donde Fujifilm se ha hecho sitio con la serie X.  Es una simple opinión sin querer entrar en aspectos muy técnicos, ya que para ello, ya hay muchas reviews en internet, donde podéis encontrar toda esta información. 
Esta cámara sigue el la estela y el tirón de su hermana mayor la X100, que ha entrado fuerte entre muchos profesionales y que creo que no va ha pasar desapercibida. Fuji ha continuado con el diseño clásico y sobrio, pero reduciendo el tamaño y el peso en relación con la X100 y adaptándola a esta era digital. En esta ocasión han apostado por un cuerpo de tamaño mediano, aunque lejos de ser una compacta de bolsillo, que la hace muy cómoda a la hora de trabajar con ella o para llevar un día de excursión.



Posee una líneas muy clásicas, que nos recuerda a las cámara de antaño, pero actualizada a nuestros tiempos, con un sensor CMOS (tecnología EXR) de 2/3” (de mayor tamaño que muchas de sus competidoras) y 12 MP (4000x3000 píxeles), que juega fantásticamente bien con la óptica zoom Fujinon Aspherical Lens Super EBC de 4x (28-112mm) y muy luminosa ya que es un F2.0-F2.8, que nos resultará de gran ayuda en situaciones de poca luz, aparte de contar con un sistema de estabilización de imagen integrado en el cuerpo de la óptica. EL enfoque automático, que es de tipo TTL, lo encuentro muy preciso y sin ser tan rápido como el de una réflex, no nos defraudará. Curiosamente y en el objetivo encontramos el interruptor de encendido y apagado, en el anillo de distancias focales.
El procesador es el conocido EXR de Fuji, que permite simular las películas analógicas de Fuji (Provia, Velvia, Astia y B&W), además de permitirnos grabar vídeo en Full HD (1080p).


He de reconocer que Fuji ha cuidado al máximo todos los detalles de la X10, detalles como una tapa metálica para el objetivo, debidamente forrada en su interior de terciopelo, que protege a la perfección nuestra lente de rozaduras. Protecciones de piel para las anillas donde colocaremos la correa. Y opcionalmente podemos adquirir un anillo porta-filtros con rosca de 52mm, que aparte de ser un practico parasol que nos protege la lente y nos quita luces indeseadas, no da la posibilidad de añadir filtros.
La construcción del cuerpo es muy sólida y cuando la tienes en la mano transmite esa dureza de su cuerpo de aleación de magnesio. Los controles y diales de la zona trasera, están situado estratégicamente y resultan fáciles de manejar para cualquier “tipo” de manos...



  
No cabe duda que es una gran cámara, e incluso algunas revistas extranjeras la llegan a catalogar como “la mejor compacta”, cosa que tampoco querría afirmar categóricamente, pero si he de decir, que es una gran máquina, con una distancia focal mas que suficiente en la mayoría de los casos, con un sensor que juega muy bien sus 12MP y que en conjunto con el procesador, apenas genera ruido, dándonos unos niveles de detalle y nitidez muy buenos. Encontrándonos ante una de las mejores compactas del mercado, ya no sólo por su exquisito diseño, si no por poder ofrecer unos resultados mas que sorprendentes, para cualquier aficionado a la fotografía o para el profesional que busque una cámara de “bolsillo”, pues es bonita, esta bien fabricada, repleta de avances tecnológicos y hace buenas fotos...